Grupos de Acción Rotaria: ¿Cómo podrían ayudar a que tu proyecto tenga un mayor impacto?

Por RAG4Clubfoot, un Grupo de Acción Rotaria

Cada tres minutos nace un niño con pie zambo, casi 200.000 al año. Miles de estos niños se ven forzados a vivir con esta deformidad que limita su movilidad y su capacidad para caminar a la escuela, jugar con sus amigos y finalmente encontrar empleo.

RAG4Clubfoot tiene una simple misión: apoyar el tratamiento oportuno de esta deformidad mediante el método Ponseti y brindar el cuidado apropiado para todos los niños nacidos con pie zambo. El método Ponseti fue desarrollado por el Dr. Ignacio Ponseti en la University of Iowa (EE.UU.). Cuando es utilizado correctamente por un profesional médico entrenado, este método tiene una efectividad cercana al 100% y se considera la práctica estándar para el tratamiento del pie zambo.

082Nuestro objetivo es poner en contacto a rotarios con colaboradores que proporcionen conocimientos especializados sobre el método Ponseti con el fin de establecer un programa nacional sostenible para corregir esta deformidad. Nuestro grupo trabaja en conjunto con la Asociación Internacional Ponseti (PIA por sus siglas en inglés) de la University of Iowa para proporcionar asesoramiento y conocimientos técnicos en cuanto a las actividades de capacitación sobre el método Ponseti financiadas por Rotary, materiales educativos, y otras actividades relacionadas con los casos de pie zambo. Asimismo, PIA supervisa y evalúa tanto los programas de capacitación como la calidad de la atención ofrecida por las nuevas clínicas.

Nuestro Grupo de Acción Rotaria también coordina seminarios web para patrocinadores anfitriones e internacionales enfocados en solicitar Subvenciones Globales y proporcionar capacitación sobre lo que se espera de ambos colaboradores durante el proceso de subvención. Ayudamos a los Distritos 4420 (Brasil) y 6000 (EE.UU.) con una solicitud de Subvención Global recientemente aprobada para financiar las actividades de un equipo de capacitación profesional durante dos años. El objetivo de este proyecto es preparar a 15 capacitadores quienes enseñarán el método Ponseti a 50 cirujanos ortopédicos.

Durante todo el proceso de subvención, brindamos:

Oportunidades de conexión

  • Pusimos en contacto a los rotarios anfitriones con nuestros colaboradores de la PIA, organización profesional que puede identificar capacitadores cualificados en el método Ponseti, tanto dentro como fuera del país.
  • Después de conocerse brevemente durante la Convención Internacional de Sao Paulo en junio de 2015, procedimos a la presentación formal de un gobernador interesado del Distrito 5300 con el contacto principal de un proyecto. Posteriormente, el Distrito 5300 decidió realizar una contribución de su FDD al proyecto.

Acceso a expertos en la materia

  • Mediante nuestros colaboradores, conectamos a los contactos principales con expertos en la materia para que los ayuden a redactar la propuesta de subvención. Los expertos pueden detallar los objetivos específicos de la capacitación sobre el método Ponseti, el plan de estudios, y explicar la manera en que se alcanzarán las metas y la sostenibilidad de los resultados a largo plazo.

Promoción

Continuaremos apoyando y promocionando este proyecto, así como otros proyectos similares, con la esperanza de inspirar a los rotarios a involucrarse y tomar acción para ofrecer asistencia a todos los niños que nacen con pie zambo. ¡Contacta con nosotros para iniciar tu propio proyecto!

Únete a un Grupo de Acción Rotaria  y aporta tus conocimientos para empoderar a los socios de Rotary para que sus proyectos de servicio tengan un mayor impacto. Los Grupos de Acción Rotaria son grupos autónomos de rotarios, familiares, participantes en programas de Rotary y ex becarios, con experiencia profesional en un área en particular. Los integrantes de estos grupos comparten sus conocimientos con clubes y distritos para mejorar sus proyectos de servicio. Consulta la lista de todos los Grupos de Acción Rotaria y contacta con el grupo de tu preferencia.  

Dilema ético: ¿cómo procederías?

Tras mudarte a una nueva ciudad, te uniste, como socio fundador, a un nuevo club rotario. Durante el segundo año de vida del club, el presidente electo invita a su pareja a asistir a muchas de las reuniones. El presidente electo no está satisfecho con la labor de la persona encargada de coordinar el sitio web y los canales digitales del club, por lo que consulta con la directiva del club para hacer de su pareja socia honoraria del club para que se encargue de esta labor, sin necesidad de afiliarse oficialmente al club.

Puesto que la pareja del presidente entrante expresó claramente su falta de interés por afiliarse a Rotary, decides consultar con un integrante de la directiva del club ya que consideras que ser nombrado socio honorario es una alta distinción. El integrante de la directiva te explica que el nombramiento de la pareja como socia honoraria se realizó por motivos estratégicos con la expectativa de que el actual coordinador encargado del sitio web y los canales digitales se diera de baja del club. Escandalizado por el interés del club en destituir a un socio al día en el cumplimiento de sus obligaciones, decides comunicarte con el gobernador para informarle al respecto. El gobernador no se muestra consternado por las acciones emprendidas por el club y confirma que el club dispone de la autoridad necesaria para adoptar esta decisión.

¿Cómo procederías?

___

¿Te gustaría remitir tu propio dilema ético? Comunícate con nosotros en:rotary.service@rotary.org

Reflexiones desde el terreno: curso intensivo en labores de asistencia en caso de desastre inspira el servicio

Por Luke Addison, socio del Club Rotaract de la University of Winchester, Inglaterra y contacto multidistrital para RIBI

La primera vez que oí hablar de ShelterBox fue en 2013. En ese entonces, recién me había convertido en el presidente del Club Rotaract de la University of Winchester y me había fijado como meta, junto con varios amigos, crear un grupo de participación en proyectos nacionales e internacionales. Tuvimos, y hasta el día de hoy, tenemos la suerte de contar con el apoyo del Club Rotario de Winchester en todas las actividades que realizamos. Este club les permitió a nuestros socios participar en sus proyectos y, por lo tanto, crear fantásticas conexiones. Un socio rotario en particular me habló de ShelterBox y sobre la labor que realizan; asimismo, sugirió que recaudáramos fondos para ellos. En solo unos pocos días, nos encontramos de pie junto a una tienda de campaña ShelterBox a las siete de la mañana en la Winchester University recaudando fondos para la organización.

Los últimos años en que he trabajado estrechamente con Rotaract y Rotary a nivel internacional, así como el tiempo que he dedicado a participar en diversos proyectos con distintas organizaciones alrededor del mundo, han despertado en mí un fuerte interés y empuje por lo que me gustaría lograr en el sector humanitario.

1Cuando una mañana recibí una invitación para asistir a un curso de tres días sobre cómo funcionan las operaciones de ShelterBox, no dude en aceptarla. Luego de un par de semanas ya estaba haciendo mis maletas para tomar un vuelo de diez horas con destino a Truro. Tras llegar sumamente temprano a la sede de ShelterBox, un miembro del equipo me vio esperando afuera en el frío y, creo que sintió pena por mí, ya que me invitó a entrar. El curso no comenzaba hasta el medio día; sin embargo, Alex Youlten y varios otros integrantes del equipo ofrecieron mostrarme las instalaciones y me introdujeron ShelterBox. Durante mi recorrido por las instalaciones me invitaron a una reunión de operaciones que se estaba llevando a cabo en ese momento y en la cual estaba participando todo el equipo, estudiando donde se estaba enviando actualmente la ayuda de ShelterBox, y hablando sobre asuntos internacionales. En ese entonces yo ya estaba muy entusiasmado con la organización y el curso ¡aún no había comenzado!
Luego de conocer al resto de los participantes del curso nos dirigimos en un minibús hacia el campamento de formación. Comenzamos con una sesión informativa acerca de la organización y luego nos dedicamos a instalar tres carpas afuera, las que serían nuestro alojamiento durante los próximos días.

2Los tres días que duró el curso fueron una fascinante combinación de actividades de resolución de problemas, excursiones, juegos para desarrollar el espíritu de equipo e incluso reflexión crítica dentro de un aula. La última parte me sorprendió dado que, si bien esperaba oír más sobre la labor que realiza la organización, no había comprendido con exactitud el trabajo que esto conlleva. Me refiero a que, estudiamos a fondo la psicología humana y la manera en que las personas reaccionan ante las catástrofes; asimismo, estudiamos también los dilemas éticos y morales, como también el nivel de fortaleza y compasión que se necesita para operar eficazmente.

Incluso aprendimos cómo el departamento de captación de fondos de la organización trabajaba y asistimos a una presentación de Richard Lee, director de recaudación de fondos y comunicaciones. Esto fue una parte de la organización que si bien no esperaba ver, fue claramente eficaz ya que tuvo a todos en la sala sugiriendo maneras de ayudar.

ShelterBox y Rotary comparten los mismos objetivos humanitarios y han trabajado en colaboración durante más de dieciséis años gracias a la ética y objetivo que tienen en común. Las dos organizaciones han formado una sólida colaboración en proyectos internacionales, la cual aumenta cada año en magnitud y complejidad. Esto provee una ayuda internacional excepcional, lo que incluye también a los rotaractianos, cuya energía juvenil, compasión y conocimiento local son aprovechados en muchos despliegues de ShelterBox y respuestas a los desastres.

Nos trataron con mucho respeto y me sentí muy valorado en mi calidad de “forastero”. Agradezco mucho haber sido invitado a este curso, ya que durante el mismo se me entregó tanto más. Ya casi podía palpar mi lugar en ShelterBox. Nunca había oído de una organización sin fines de lucro que invitara a visitar su sede, mostrar sus instalaciones, permitir presenciar una de sus reuniones de operaciones, para luego llevarte al campo de formación donde proporcionan tres días de capacitación sobre la labor que realizan. Fue, realmente, una de las experiencias más impresionantes que jamás he vivido y alentaría a todos a tomar este curso e informarse sobre las muchas maneras en que tu club puede colaborar con esta gran organización.

Estoy muy agradecido y espero con ansias volver a trabajar con ShelterBox.

Rotary colabora con la Organización de las Naciones Unidas para atraer a nuevos socios y crear entusiasmo

Por Helen Reisler y Andreas Runggatscher, socios del Club Rotario de Nueva York

Nuestro Club Rotario de Nueva York siempre se ha destacado por su carácter internacional y su relación con las Naciones Unidas. El club desempeñó un papel esencial durante el período de formación de las Naciones Unidas y solicitó que su sede permanente se ubicase en Nueva York.

Miles de rotarios de todo el mundo han visitado las salas de reuniones del Club Rotario de Nueva York durante los últimos 107 años. De hecho, uno de los primeros intercambios de banderines entre clubes de distintos países tuvo lugar en una reunión de nuestro club. El club ostenta una amplia lista de embajadores ante la ONU los cuales son socios honorarios de Rotary. Paul Harris incluso apodó a nuestro club “El club anfitrión de Estados Unidos”.

Debido a su historia, el Club Rotario de Nueva York y su Fundación organiza un desayuno internacional una vez al mes, en colaboración con el Grupo de Acción Rotaria por la Paz y el Club Rotaract de Nueva York en las Naciones Unidas. Todos los rotarios están invitados a asistir a estas reuniones.

Las reuniones son informativas y comienzan con un delicioso desayuno bufé, el cual invita a la camaradería y la creación de redes de contacto. La disposición de mesas en forma de herradura brinda a los 40 o 60 asistentes una vista completa de todos los participantes y oradores, además incita a una mayor participación en el segmento de preguntas y respuestas. Este pasado mes de agosto comenzamos a transmitir en vivo estos encuentros mensuales. Para ver videos de reuniones anteriores, haz clic aquí. Nuestra meta es conectar a más rotarios de todo el mundo y fortalecer la familia rotaria.

Estas reuniones proporcionan a los rotarios la oportunidad de mantenerse informados sobre los programas de las Naciones Unidas y de tratar con los funcionarios de la ONU y los representantes de sus estados miembros. Por lo general, los temas están relacionados con las Metas de Desarrollo Sostenible (SDG por sus siglas en inglés) con el objetivo final de fomentar la comprensión y la paz internacional.

Las reuniones son moderadas por Helen Reisler, ex gobernadora de distrito y representante de Rotary International en las Naciones Unidas; y Hahn Choong-Hee, embajador de Corea del Sur.

Algunos recientes oradores fueron:

  • Reza Hossaini, director para la erradicación de la polio del UNICEF
  • Madame Lakshmi Puri, subsecretaria general de la Oficina de las Naciones Unidas y directora ejecutiva adjunta de ONU Mujeres
  • Prabha Sankaranarayan, director de Mediators Beyond Borders International
  • E. Mr. Gholam Ali Khoshroo, embajador de la República Islámica de Irán ante la ONU
  • Juan José Gómez Camacho, representante permanente de México ante la ONU

Como resultado de estas reuniones, el Club Rotario de Nueva York ha atraído a nuevos socios, forjado alianzas con otras organizaciones no gubernamentales, incluido a más Rotaractianos en sus actividades, creado mayor concienciación internacional sobre la relación entre Rotary, las Naciones Unidas y las Metas de Desarrollo Sostenible; y asimismo, ha visto un renovado entusiasmo por Rotary y el servicio entre sus socios.

Para más información sobre nuestra próxima reunión, visita nuestra página web y mira la transmisión en directo.

 

Reducción de la pobreza mediante el desarrollo económico e integral de la comunidad

Hoy en día, 836 millones de personas viven en extrema pobreza en el mundo. Una de cada cinco personas residentes de países en desarrollo vive con US$ 1,25 al día o incluso menos. El número de personas desempleadas en el mundo ha pasado de 170 millones en 2007 a casi 202 millones en 2012. De esta cifra, cerca de 75 millones son mujeres y hombres jóvenes*.

¿Cómo podemos modificar esta cifra?

Podemos reducir la pobreza mediante proyectos que se centren en la creación de oportunidades de trabajo y la generación de ingresos. Para lograr un desarrollo económico e integral de la comunidad es esencial proporcionar seguridad de ingresos y empoderar tanto a mujeres y jóvenes como a personas con discapacidades y personas que viven en extrema pobreza.

Los rotarios en todo el mundo están comprometidos a reducir la pobreza apoyando proyectos que proporcionan a los residentes de comunidades empobrecidas, equipos, capacitación laboral y trabajos para fortalecer a los empresarios locales y líderes de la comunidad, especialmente mujeres. A continuación, te presentamos algunos ejemplos de cómo los rotarios están tomando acción.

Desarrollo de las economías locales

El Club Rotario de Constantia (Sudáfrica) ayudó a su comunidad a crear un jardín comunitario y un centro de capacitación de agricultores para los residentes jóvenes de Khayelitsha, la localidad más grande de Ciudad del Cabo. El club rotario colabora con Abalimi Bezekhaya, organización local que asiste en la creación de oportunidades para generar ingresos, y con clubes rotarios de Alemania, EE.UU. y el Reino Unido.

El jardín produce muchos vegetales y hierbas que abastecen a la empresa Abalimi’s Harvest of Hope, la cual vende cajas de productos a la clase media de Ciudad del Cabo por un monto mensual. A medida que el jardín creció, se construyó un centro de capacitación para jóvenes y personas desempleadas, quienes se benefician de los conocimientos de agricultores con experiencia. La capacitación ofrece conocimientos tanto teóricos como prácticos e incluye contenidos tales como preparación del suelo, producción de plántulas, polinización cruzada, cultivo ecológico y el cambio climático.

Lee más acerca de esta historia en la publicación de octubre de 2016 de The Rotarian o en línea aquí.

Capacitación profesional

El Club Rotario de Panaji (India) condujo un programa de capacitación profesional enfocado en la enseñanza de confección y costura a 12 mujeres. El taller se llevó a cabo durante 10 días y por cuatro horas cada día con el objeto de capacitar a dichas mujeres para que puedan ganarse la vida por sus propios medios y ser financieramente independientes. Luego de finalizada la capacitación, cada participante recibió una máquina de coser para que comience su propio negocio.

Fortalecimiento de empresarios locales

El Club Rotario de Ikeja (Nigeria) elaboró un estudio para evaluar las necesidades de su comunidad lo que dio como resultado que los comerciantes u otros empresarios locales interesados en hacer crecer su negocio no contaban con acceso al financiamiento provisto por instituciones financieras locales. Dicho club otorgó préstamos sin interés a 20 beneficiarios para invertir en sus negocios. Luego de tres meses, dichos beneficiarios transfirieron el dinero a otro grupo de 20 personas. Con el paso del tiempo, el capital rotatorio ha ayudado a carpinteros, sastres, peluqueros y diversos vendedores de alimentos.

En octubre, Mes del desarrollo económico e integral de la comunidad de Rotary, compartiremos sugerencias y recursos para asistir a los proyectos de desarrollo económico y comunitario llevados a cabo por clubes y distritos. Lee los siguientes artículos sobre el crecimiento de economías locales y visita el sitio regularmente para enterarte de otras historias inspiradoras.

* http://www.un.org/sustainabledevelopment/sustainable-development-goals/

Dilema ético: ¿cómo procederías?

Tu club se encuentra formalizando una alianza con una organización local que comparte muchos de los valores de Rotary. Esta alianza sería muy beneficiosa para el club, pero uno de sus socios que ya colaboró con esa organización en el pasado está extremadamente interesado en esta alianza. Tú estás a cargo de las negociaciones, pero ese socio monitorea continuamente el progreso alcanzado y, aunque ya haces todo lo que puedes, no deja de pedirte que hagas más y de quejarse de la falta de progreso. El socio llamó incluso varias veces a la organización para interesarse por las negociaciones y tus contrapartes te comentaron que es muy insistente. Esta alianza es muy importante para el club y te preocupa mantener la imagen del club. ¿Cómo procederías para continuar las negociaciones sin ofender al socio?

Fortalecimiento de clubes mediante colaboraciones locales

Por Quentin Wodon, autor del The Rotarian Economist, presidente del Club Rotario de Capitol Hill en Washington, D.C. (EE.UU.) y economista jefe en el Banco Mundial.

La mayoría de los rotarios son profesionales muy hábiles en sus áreas de especialización; sin embargo, muchos proyectos de servicio de los clubes no utilizan sistemáticamente las pericias de sus socios. Vemos excepciones cuando rotarios apasionados y con grandes conocimientos sobre un área específica llevan a cabo proyectos con Subvenciones Globales. No obstante, me da la impresión que las iniciativas que emprendemos están limitadas en cuanto al impacto simple y llanamente porque no son verdaderamente estratégicas o no utilizan todo el potencial que brindan las áreas de especialización de los rotarios.

Una solución para aumentar el impacto de nuestro trabajo de servicio es el concepto de Equipos de Rotarios pro Bono. Como parte de esta nueva iniciativa, el 1 de julio, mi club lanzó un programa de colaboración con seis organizaciones sin fines de lucro en nuestra comunidad. Estas colaboraciones brindan varios beneficios: mejores oportunidades de servicio para los socios y mayor impacto en la comunidad; mayor conocimiento sobre nuestro club y nuestros colaboradores; la posibilidad de atraer a nuevos socios; y el fortalecimiento de nuestros equipos. Explicaré brevemente estos beneficios con el fin de inspirar a otros clubes a adoptar estas u otras medidas similares:

Mejores oportunidades de servicio y un mayor impacto: Tanto los rotarios de nuestro club, como los rotarios de otras partes del mundo, son profesionales y/o líderes empresariales. Empleamos sus conocimientos como base para la organización de un grupo de 4 a 5 individuos para el asesoramiento estratégico pro bono (tanto rotarios como no rotarios) que ayuden a resolver los desafíos que enfrentan las organizaciones sin fines de lucro. Dado que nuestro club dispone así de mayores oportunidades de servicio, nuestros socios encuentran que su membresía es más interesante. Asimismo, aumenta el impacto que tenemos en nuestra comunidad porque nuestro compromiso se torna más estratégico.

Mayor conocimiento sobre nuestro club y nuestros colaboradores: Se puede lograr un mayor conocimiento de varias maneras. Nosotros informamos sobre nuestra labor en las redes sociales mediante el blog The Hill is Home. Además, publicamos información no solo sobre nuestro club, sino sobre el trabajo que realizamos junto a nuestros colaboradores.

Nuevos socios: Nuestro club ha estado perdiendo socios durante varios años; sin embargo, desde el 1 de julio, hemos aumentado el número de afiliados en un 50%, pasando de 18 a 27 socios. Acreditamos este resultado positivo a nuestra iniciativa pro bono y al trabajo en conjunto con organizaciones locales sin fines de lucro.

Equipos de servicio más vigorosos: Nuestros equipos pro bono trabajan durante un período de tres meses con organizaciones locales sin fines de lucro e involucran tanto a rotarios como no rotarios. Esperamos que algunos de los no rotarios que trabajan con los equipos pro bono se afilien al club; sin embargo, esto no es nuestro principal objetivo. Lo que buscamos es construir equipos de servicio vigorosos y que se puedan beneficiar de los conocimientos de amigos y colegas que están prestos a ayudar, aunque no tengan interés en afiliarse a nuestra organización.

Hay muchas maneras en que los clubes rotarios pueden trabajar en conjunto con organizaciones locales sin fines de lucro de manera estratégica y algunos clubes lo han estado haciendo desde hace mucho tiempo. Es posible que nuestro nuevo modelo no sea el adecuado para todos los clubes. Sin embargo, funciona para nosotros y nos ha ayudado a mejorar nuestra imagen pública y a aumentar el número de afiliados. Si te gustaría obtener más información sobre dicho modelo, no dudes en ponerte en contacto conmigo utilizando la opción contact me en mi blog The Rotarian Economist.